Salta al vacío y encontrarás la respuesta

Hoy te quiero compartir un poquito de mi vida, una de las decisiones más difíciles que he tomado en ella, y que fueron un gran salto al vacío. Y el gran aprendizaje que me ha dejado esta experiencia es entender lo paradójico de saltar sin saber, para así abrir camino al saber.

cliff-diver2Hace menos de 4 años estaba pasando una situación muy difícil en mi vida, estaba quemada, harta de mi misma, de la vida que llevaba, nada me importaba, nada tenía sentido, por dentro me comía la angustia, el miedo, el dolor, el enfado…y por fuera tenía una carrera profesional estupenda, un puestazo, futuro, economía inmejorable, poder, status, posición. Esta dicotomía interna y externa me estaba desgastando al punto tal de dudar del para qué valía la pena vivir si esto significaba vivir.

Tuve la suerte de conectarme con el mundo del coaching, fue una puerta que sea abrió, pensando en ese momento que me podía aportarme algo a nivel profesional, cuando en quizá era la puerta que buscaba para sanarme en lo personal.

En este curso encontré una Jimena que no conocía, una mujer apasionada por las personas, por conectar con un corazón abierto, una mujer con una pasión a flor de piel, una mujer que sólo quería comerse el mundo, la vida y exprimirla al máximo. Me di cuenta que no estaba siendo quien realmente era, que las circunstancias de la vida estaban decidiendo por mi vida. Después de muchos años en el mundo profesional de marketing sentí la necesidad de dar un salto al vacío y seguir mi corazón, con todo lo que esto podía significar. Me aterraba la idea de dejarlo todo pero mas me aterraba la idea de vivir una vida sin sentido, dormida, anestesiada. Viví los momentos más tensos de mi vida, me tiraba por una lado todo mi pasado, el cómo debería seguir viviendo, lo que debería hacer, mi cabeza no paraba de decirme: “tantos años de esfuerzo y trabajo para qué? , ¿qué dirán los demás? ¿De qué vas a vivir? No te conoce nadie si dejas este mundo de empresa, ¿quién serás en esta nueva profesión del mundo del coaching?, …..¿Y si me arrepiento? ¿Y si fracaso? ¿Y si no sé como hacerlo? ¿Y si al final me doy cuenta que esto no me gusta? ¿Y si dejo mi profesión luego quién me abrirá una puerta si quiero volver?…El “Y sí ….” me castigó y comió por dentro mucho tiempo, creándome aún más ansiedad.

Y por el otro lado tenía una fuerza desconocida que me llamaba a saltar, mi cuerpo me hablaba más que mi mente, mi cuerpo sabía lo que quería vivir, mi cuerpo, corazón y espíritu tenían una fuerza y seguridad que nada de lo que hiciera podía ser un error. Era una fuerza que me hablaba en su idioma, el lenguaje del saber de mi ser más profundo, el que confiaba en mi 100% sabiendo que pasara lo que pasara nada podía ser mejor que el saltar y entregarme a la vida. Era un lenguaje de sentir, era un sentir saber lo quien era y qué quería vivir. Wow, esta fuerza era bestial, incluso ahora que la estoy recordando se me pone la piel de gallina. Esa es la voz de nuestro ser más profundo, el que nos da el poder de vivir y ser quien somos, el que ha nacido para acompañarte en todo tu camino, el que ha estado ahí desde el momento uno de tu nacimiento, y que has tapado durante toda tu vida por creer que esa parte no podía ser real al punto tal de dejar de entender su idioma y cómo escucharlo, y es ahí cuando dejamos de vivir y pasamos a sobrevivir.

Y llegó el momento donde la tensión explotó y decidí saltar al vacío, dejar que la vida me hable por si misma, dejar que el mundo y sus reglas se rompieran en mil pedazos al punto de cuestionarme ¿soy capaz de escribir mi historia, mi presente y mi futuro? ¿Soy capaz de vivirla? La sensación de libertad cuando amas tanto la vida y crees en ese ser potente que vive dentro tuyo no se pueden explicar con palabras, es un momento de éxtasis total, donde sólo puedes sentir el tamaño de tu corazón, del amor hacia ti mismo y hacia la vida, es el momento más creativo que he experimentado jamás, donde sientes que todo lo que venga luego lo crearás tu mimo dese la vida. No compro más las historias que deben ser vividas, sino que escribiré mi vida, mis reglas, mis pasos, mis aprendizajes, mis sueños, ..todo. Es un momento de celebrar la vida, tu vida, la vida que has venido a vivir.

Y déjame decirte que lo que vivo hoy no es suerte, sino el camino que elijo vivir creando desde estar abierta a lo que la vida me ofrece, en vez de esperar a que algo suceda, estoy caminando junto a la vida, no esperando a que pase por delante de mí la situación perfecta, porque ésta sólo tu la puedes crear. El decidir es momento a momento, el saltar es minuto a minuto. Eso es estar vivo.

No hay otra manera de vivir para mi, necesito esta adrenalina de experimentar la vida, de la intensidad, del caminar, el jugar, el soñar. Y no digo que esta tenga que ser la manera, lo importante es que te preguntes cuál es tu manera, sé honesto contigo mismo y vive la vida que realmente quieres, con todos sus miedos y fracasos y lo que tengas que vivir. Pero atrévete a caminar con paso firme aunque sea un sitio desconocido, porque allí te descubrirás y entenderás la vida!!!!

Para mi la vida es todo o nada, así de radical! No se puede jugar a medias, tienes que saber siempre habrá momentos de aprender y momentos de aprender, por lo que siempre ganas pase lo que pase. Borra de tu vida la creencia de que es ganar o perder, siempre ganamos experiencias y de eso va la vida. Cuando las cosas no salgan como te lo esperas, piensa que la vida esta queriendo algo diferente para ti, ábrete a escucharla y sobre todo a vivirla y co-crear con ella.

La única respuesta la encontrarás en el salto, no hay respuesta antes de probarlo, de vivirlo, de experimentarlo! Deja de preguntar, de intentarlo, HAZLO!

 

¿Qué salto vas a dar?

 

Mi próximo gran salto es la India….. continuará…

Esta vez me despido con un abrazo desde mi corazón, y abrazo a tu grandeza y brindo por ella!

JIRO

Anuncios

5 comentarios en “Salta al vacío y encontrarás la respuesta

  1. Gracias Jiro por compartir tu experiencia! Realmente inspiradora! Disfruta de tu nuevo salto! Yo estoy en el camino, llegando al punto de saltar… ya te explicaré!
    Un beso enorme, Anna

    • Gracias Rafael por tu comentario. Déjame decirte que el preguntarte adónde debes saltar no es la pregunta que te ayudará a salir adelante. A veces caemos en la trampa de que tenemos que saber exactamente a dónde ir, así quizá no me equivoco, o así quizá de vueltas y vueltas y deje pasar la vida hasta que sepa a dónde ir. Y al final esto nos lleva a no vivir. Para saltar al vacío es importante que confíes en ti mismo y en la vida, y si con el tiempo te das cuenta que saltaste a un sitio que no te hace disfrutar de la vida, pues vuelve a saltar a otro sitio! Atrévete, vale la pena arriesgar para vivir la vida. No existe la vida “segura”. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s